La música de la Zinco Big Band: un homenaje a la época de oro del jazz

Imagínate que estás en Nueva York durante la década de los 30. Es de noche y tienes que bajar las escaleras hacia el sótano de un antiguo edificio que solía ser un banco. Cuando llegas al final de las escaleras, te topas de frente con la puerta de la bóveda donde resguardaban el dinero. Es la época de la prohibición en Estados Unidos, en la que la venta de alcohol no estaba permitida, pero al dar varios pasos hacia la izquierda observas una larga barra de madera, detrás de la cual hay un bartender sirviendo tragos: cocteles que se ven muy atractivos y copas de vino tinto. Pareciera que has llegado a un rincón en una de las cunas del jazz pues el espacio también cuenta con un escenario enmarcado en una cortina roja. Sobre la tarima hay una pequeña orquesta conformada por secciones: saxofones, trombones y trompetas son los metales, una batería para la parte percusiva, contrabajo moldeando el ritmo y el piano aportando melodías.

Se trata de la Zinco Big Band, la orquesta del Zinco Jazz Club, cuya misión es preservar el sonido y ambiente de la época dorada del jazz; a través de sus interpretaciones estos talentosos músicos
nos llevan en un viaje a aquellos momentos en los que la popularidad el género sincopado estaba creciendo y llegando a los salones de baile y entretenimiento.

Su música te dará la oportunidad no solo de acercarte a los más bellos clásicos de jazz, como “Caravan” de Duke Ellington, “Love For Sale” de Cole Porter, o “Fly Me To The Moon”, la más famosa de Frank Sinatra; “You Don´t Know What Love Is”, célebre por haber sido una de las canciones del repertorio de Billie Holiday o “Sing, Sang, Sung” y “Count Bubba” de Gordon Goodwin, sino que también te harán recordar tu infancia, o aquellas tardes de amor adolescente, en las que los boleros eran el soundtrack: “Delirio” o “Quizás Quizás Quizás”, del compositor cubano Osvaldo Farrés, con sofisticados arreglos de jazz, son algunas de las piezas del repertorio de este gran ensamble.

Los integrantes de la Zinco Big Band son: Christian Bernard, en la dirección y el piano; Roylan Borrero, Esteban Rivera, Javier López, Eric Hernández, en los trombones; Alex Guardiola, Yumar
Bonachea, Enrique Sánchez, César Barreiro, en las trompetas; Jorge Brauet, Ottis Ganceda, Juan Ramos, Sergio Galván y Nicté Esparza en los saxofones; Kike Rosales al contrabajo; Mario García en la batería, y Rodolfo Vera que destaca por su bella voz, sobre todo en las noches en las que la orquesta homenajea a Frank Sinatra.

Si estás buscando escapar de la rutina o simplemente una experiencia diferente a lo que ofrece cualquier bar o centro de entretenimiento en la Ciudad de México, te recomendamos que asistas a uno de los conciertos de la Zinco Big Band. Podrás vivir una experiencia energética y sumamente emotiva, lo cual también es posible gracias a las cantantes femeninas que con regularidad

acompañan a la orquesta: Jenny Beaujean, Dannah Garay, Nana Mendoza, Louise Phelan o su crooner de cabecera Rodolfo Vera.

Para cachar una velada con la Zinco Big Band, hay que estar pendientes de la página oficial del club, así como de sus redes sociales: www.zincojazz.com

Facebook: Zinco Jazz Club
Twitter: @zincojazz_club

Tags

You may also like...

0 thoughts on “La música de la Zinco Big Band: un homenaje a la época de oro del jazz”

Deja un comentario

Expande Tus Sentidos

Cap Digital Training Center

CAP Digital

Twitter