Knotfest México 2016

La segunda edición del Knotfest México por fin se llevó a cabo el pasado 15 y 16 de octubre en el Centro Dinámico Pegaso. 35 bandas se hicieron presentes ante más de cien mil asistentes durante dos días, distribuidas en dos escenarios.

Como en todo evento tuvo sus detalles pero sin duda superando a su primer edición en cuanto a producción, organización, tiempos e incluso en curaduría musical.

Sin hacer menos la edición pasada esta superó por mucho la experiencia Knotfest, una combinación perfecta de bandas de gran trayectoria con otras más jóvenes y dando cabida a bandas nacionales. Debemos entender que un Festival de esta magnitud se concentra en traer talento extranjero pero aún así se dio la tarea de contemplar propuestas nacionales que dieran apertura a cada escenario los dos días del Festival.

La comida y bebidas fue basta para la asistencia que se tenía contemplada, aunque poder meter unas tortas era prácticamente imposible por lo que mucha comida y botellas de agua literalmente se fueron a la basura. Los precios eran un poco altos y en general se manejaron paquetes y habían varias opciones para poder elegir algo de tu gusto.

Otras atracciones como salto en bungee, jugar hombre al agua, subir a la rueda de la fortuna, visitar el Museo de Slipknot o los diferentes stands que adornaban la planicie del Foro Pegaso daban un toque muy peculiar y realmente te olvidas del ambiente de la ciudad, pero vamos con lo más importante, ¡la Música!

En general el Festival se apegó mucho a los horarios contemplados y la oportunidad de ir de un escenario a otro para ver a más bandas era muy posible pero también muy cansado. El primer día me di la oportunidad de ver y escuchar el acto de S7N como lo tenía contemplado, algo que me dio aún más gusto fue ver correr a personas que llegaban para apoyar y disfrutar de la música de esta banda que por cierto tuve la oportunidad de platicar un poco con su baterista Adrián minutos antes de que salieran al escenario. La emoción no cabía en la expresión del músico que estaba listo para darlo todo en el stage. Así del otro lado Arcadia Libre también demostró que no venían solos, un excelente inicio para cada escenario con muy buena asistencia para ser medio día.

De aquí se empezaba a poner difícil a la hora de elegir que bandas ver y para donde correr, Attila,The Black Dahlia Murder, Chevelle, Hatebreed, Disturbed, Sevendust, Slayer, Killswitch Engage y Meshuggah fueron las bandas que mejor pude apreciar y vaya que me dejaron muy contento.

Attila, a quienes estuve escuchando mucho desde que se reveló el cartel hicieron quitarme algunas dudas sobre si realmente podrían ser tan precisos en ejecución y sobre la voz de Chris “Fronz” Fronzak, pero realmente se sacaron un 10. Algunos preparativos me quitaron tiempo para poder apreciar a Volumes pero llegué a tiempo para poder ver a The Black Daliah Murder que vaya que si traen la agresión encima.

Sin titubear me preparé para ver a Chevelle, el único trío que se presentó el día sábado, bien pudieran parecer muy tranquilos estos chicos pero bien sabía del poder que esta banda hace sonar en sus discos, y entre mis buenas expectativas y miedos Chevelle rompió con todo el Main Stage. Dejando de lado mis miedos y superando la expectativa con una ejecución limpia, potente y muy emotiva. Poder escuchar “Send the Pain Below”, “The Red”, “The Clintcher” y “Forfeith” fue como viajar en el tiempo y realmente me quedé con ganas de más. En un momento tuve que partir para poder escuchar a Hatebreed que también es de esas bandas que ya tenía ganas de ver en vivo, cuando iba llegando “Something’s Off” estaba sonando, justo uno de los temas de su nuevo disco The Concrete Confessional y en lo personal uno de los mejores de este álbum ya que aquí maneja una voz que casi no usa. Había mucha gente llena de energía con su música y en cuanto dio aviso de “This Is Now” la gente explotó en el mosh. Con la ventaja de que sus temas son muy cortos puedo escuchar otros más pero no tanto ya que habría que regresar al Main Stage con Disturbed.

David Draiman y compañía conectaron con el público desde el primer riff de Ten Thousand Fists hasta el cierre de su setlist con Down With the Sickness, The Sound of Silence (Simon & Garfunkel) nos dejó muy en claro de la potencia de la voz de Draiman, así los casi veinte años de espera bien han valido la pena para aquellos que conocemos de la banda desde su disco Sickness del año 2000, escuchar temas como Stupify, Prayer, Striken y Voices de sus primeros discos.

Aquí venía una pequeña pausa, muy merecida para retomar un poco de energía y cargar el celular ya que Sevendust y Marilyn Manson eran los siguientes en la lista. Manson dio inicio casi puntual en el Main Stage abriendo con Angel With the Scabbed Wings!!! Así de vámonos con todo dijo el reverendo y bueno literalmente se fue con todo en Disposable Teens… pese a ese pequeño percance el reverendo se lució con un set muy rico y esta vez haciendo bien lo suyo en el escenario.

Por alguna razón Sevendust salió más tarde de lo planeado casi con media hora lo cuál para muchos fue bueno ya que pudimos llegar a tiempo aunque dejando al reverendo atrás para poder ver una de las bandas que cumple veinte años de carrera, y que literal son los mismos veinte años que teníamos esperando para poder ver si bien no en México al menos si en vivo en otro lugar, pero gracias al Knotfest México hoy les platico de lo que es ver a Sevendust en vivo.

Con catorce discos, uno de ellos acústico en vivo, otro acústico en estudio y uno con temas en directo y algunos inéditos, Sevendust se preparó un set de diez temas que para muchos fue un set de diez también. Abriendo con Pieces del disco Next, pasando por Face to face, Prise, Shine y Disease a Denial en una versión semi-acústica y llegar a Decay y Thank You fue un sueño hecho realidad para muchos donde poco a poco nos fue cayendo la noche, el horario perfecto para darle otros matices y resaltar las luces del escenario que abrazaban la música de Sevendust. Lajon Witherspoon prometió su regreso y en verdad esperemos que sea muy muy pronto.

Casi sin oportunidad de tomar aire toco correr al Main Stage con Slayer, una banda que se ha hecho muy presente en festivales en nuestro país y con toda la expertis de dominar las masas. Aprovechando la promoción de su más reciente disco, Repentless que le da el nombre al mismo fue la elegida para dar inicio al set integrado por 15 potentes temas como Disciple, Hate Worldwide hasta Raining Blood y Angel of Death que no podían faltar para cerrar ese devastador setlist.

El primer día se acercaba a la recta final, y después de Slayer daba tiempo para llegar tranquilo y poder disfrutar de Killswitch Engage quienes también se lucieron y complacieron a sus seguidores con un setlist donde My Curse, This Fire Burns y la infaltable The End of Heartache se dieron vuelo para olvidarse del frío que empezaba a calar un poco los huesitos.

Para el final Avenged Sevenfold se encargó de cerrar el MainStage con una producción bastante ostentosa que complementaba el show donde pudimos escuchar The Stage, tema que forma parte de su próximo disco pronto a salir en el mes de diciembre.

Pero realmente el día no terminaba ahí, atrás en el Gray Stage y con un ligero retraso de casi media hora una buena multitud ansiosa esperaba la salida del grupo sueco Meshuggah. A estas horas y sin motivo para mover el cuerpo, el frío comenzaba a clavarse en los huesos, fue cuando todo se apagó y las últimas pruebas de sonido terminaron y un sonido un tanto tenso empezó a envolver el escenario  que dio pasó a Clockworks que inició estrepitosamente haciendo olvidar el frío de inmediato. Un set de diez temas cargados de poder, Sane, Lethargica, Bleed, Demiurgo y el gran cierre con Future Breed Machine no daban espacio a tomar respiro para resistir tan intenso set. Después de tres años en un Circo Volador Meshuggah regresó más contundente, en general la asistencia anonadada por su ejecución y presencia escénica.

Al terminar el primer día, aunque un poco destruido uno se va con una sonrisa y complacido por tener la oportunidad de ver tanto talento en escena, sin duda hace que valga mucho el viaje, la caminada de un lado a otro, filas para entrar a los baños o caminar casi a la entrada para evitar filas, tal vez pasar un poco de hambre o sed para algunos y aguantar el sol que azotaba durante el día y la tarde. Excelente primer día del KnotFest México 2016 en cuanto a las bandas.

Fotos por: Tania Velasco

Expande Tus Sentidos

Cap Digital Training Center

CAP Digital

Conciertos y Festivales

Flyers

Twitter