Des-concierto infinito.

Por: Héctor Plascencia

Empeñado en escribir sobre cine, me presento ante usted estimado lector. Me trae aquí el mero placer de jugar con el lenguaje y de emplear los recursos narrativos a mi alcance, para crear un personaje que por la fuerza de la redacción, se vuelva una parte más en las películas de su preferencia. Esto a fin de intentar acompañarle en un análisis ajeno a lo simple, que lo transporte a un mayor entendimiento de la obra vista.

Fíjese usted, desde el surgimiento de la humanidad, brotó con ella la ficción, esto significa que desde el inicio de los tiempos; el hombre buscó a través de su imaginación la creación de entornos paralelos; esto, como un acto de rebeldía contra la realidad.

Tanto los rituales prehistóricos propiciadores de la caza, así como las grandes obras de ciencia ficción, tienen en común la necesidad humana de recrear mundos alternativos, a fin de concebir de manera más inteligible el presente o de hacer la vida más llevadera.

Ante ello, en Expansión Radial, se me permitió tomar la palabra para inaugurar una nueva sección enfocada en la opinión cinematográfica. Sepa usted, este curioso fenómeno, que implica la acción de hablar o de escribir sobre cine; es considerado por algunos un arte pero, también hay detractores para los cuales, tal actividad es una pérdida de tiempo.

Al remontarnos en el pasado, para intentar explicar el surgimiento de este fenómeno encontraremos que, la apreciación cinematográfica tiene una amplia tradición surgida en 1895 en París. Esto a partir de la irrupción del cinematógrafo, en la primera exhibición con público, de las imágenes en movimiento que capturaba este singular objeto.

Aquellos periodistas y redactores, encargados de explicar las imágenes reflejadas en un aparato nunca antes visto, iniciaron un fenómeno descriptivo y opinativo, que se esparciría por el mundo junto con la difusión de esta rareza.

Hoy, partiendo de una opinión independiente, reconociendo y abrevando de los especialistas que nos antecedieron, buscando esquivar maniqueísmos y demás experiencias deleznables, Expansión Radial arranca una sección cuya única pretensión es acompañar a sus lectores en el entendimiento de diversas obras fílmicas, con el fin de formar audiencias más críticas.

Esta situación ya se puso a prueba con relativo éxito. El primer intento de esquivar un lugar común se dio al momento de “bautizar” la sección. Mi prioridad era buscar un título vinculado con los perfiles y contenidos de nuestra audiencia. Este debía ser llamativo, picaresco y diferente a los típicos nombres existentes, que aluden a cualquier objeto del oficio cinematográfico o son un sustantivo sustraído del mundo del cine.

A nuestro parecer, Des-concierto infinito, es un gag que puede aludir al cine, sin desvincularse de lo musical. Escríbanme, conózcanme y sobre todo, acompáñenme a develar los secretos de los filmes. No prometo descubrir el agua tibia en cada reseña, ni mucho menos volverme un recomendador de películas; pero si ofrezco un diálogo ameno y una constante experimentación en mi estilo de “ensayar” los filmes en cuestión, trascendiendo el fenómeno de la simpleza comunicativa de una noticia destinada al olvido.

Tags

You may also like...

Sorry - Comments are closed

Expande Tus Sentidos

Cap Digital Training Center

CAP Digital

Conciertos Plaza Condesa

Flyers

Twitter

Independientes

Flyers