Atoms For Peace en el Pepsi Center

Reseña y foto: Alonso López 

El 09 de este mes (octubre 2013) fue la primera de dos presentaciones del ensamble formado por cinco grandes: Atoms for peace.

Con temas de la banda y algunos covers a Radiohead, al proyecto solista de Thom Yorke, a UNKLE, y a Marvin Gaye, este quinteto de volados hizo que la concurrencia que asistimos a este no tan buen venue vibrara y fuera llevada de la mano en un viaje de poco más de 1.30 hrs. Un viaje que estuvo lleno de perfecta congruencia entre la música y unos.

fantásticos efectos visuales que tal como lo hiciere Radiohead y esta misma banda en sus presentaciones anteriores (tal vez usen al mismo diseñador de luces), se valió de una serie de LEDs tubulares y otros formados en pantallas que estaban programados tanto para ayudar a soportar el discurso musical de la agrupación como para que el público fuera eventualmente envuelto por la propuesta auditiva del proyecto.

La velada fue lluviosa antes, durante y después del concierto; el tiempo de nuestra ciudad no dio tregua, lo que contribuyó a que las calles de la colonia Nápoles se encontrasen abarrotadas de autos, cosa que aunada a los clásicos ambulantes que distribuían desde temprano la folclórica mercancía no oficial del concierto generó el tedioso tráfico pre-concierto al que ya estamos tan habituados.

El warm up estuvo a cargo del dueto: quienes durante media hora simplemente cumplieron dignamente la función de abridores; sin embargo, la real locura comenzó entre el público cuando del backstage salieron a escena: primero Nigel Godrich seguido por Thom Yorke, Flea, Joey Waronker y Mario Refosco.

El orden del concierto fue vibrante, empezaron con algo muy apegado a la banda misma en su “única” entrega como AFP: “Before your very eyes” seguida de “Default”, en cuarto lugar una reversión menos agresiva de “ingenue” que igual sonó increíble; habrá que decir que el lugar no tiene la mejor acústica, sin embargo el ensamble sobre el escenario dejó clara la calidad de sus miembros y lo profundo de sus composiciones al tocar con gran poder sus temas. El bajo de Flea aunque poderoso, durante casi todo el primer Set sufrió de una injusta ecualización en la sala que eventualmente fue mejorando hasta dejar ver su brillo característico en los momentos climáticos del concierto.

Los cinco miembros de Atoms For Peace lucían muy emocionados aunque la verdad es que fueron particularmente Thom y Flea quienes más robaron la atención debido a sus peculiares pasos y al ya característico eclecticismo del bajista (salió a escena con una falda larga y camisa).

Con dos encores esta banda cumplió y aún más, llevó al público al límite de la locura con su espectáculo y la ya bien trabajada performagia de estos gigantes de la escena que juntos hacen cosas tan buenas como ellos mismos.

 

Tags

You may also like...

Sorry - Comments are closed

Cap Digital Training Center

CAP Digital

Twitter